El social media o la gestión de las redes sociales por parte de una organización es un factor en auge para la repercusión de una empresa o marca en Internet.


 
No solo la presencia en distintas redes sociales es necesaria, sino también la gestión periódica de las mismas. La frecuencia de las acciones utilizadas en cada red social puede variar pero debemos mantener una constancia mínima.

 

La fidelización de este tipo de canales de comunicación es muy alta y permite mantener el contacto o al menos mantenerlo activo a lo largo del tiempo con un poco de esfuerzo. De nada sirve captar a los clientes o potenciales clientes si luego olvidamos su situación y perdemos la oportunidad de comunicarnos con ellos.

 

La actitud de las publicaciones debe ser siempre positiva o reflejar un estado de ánimo dinámico pues de lo contrario perderemos repercusión en las redes sociales o daremos una sensación de dejadez. Por otro lado, aunque nos interese publicar todas las cosas que hacemos debemos medir nuestra intensidad porque sino saturaremos de información a nuestros seguidores y conseguiremos su desinterés en nuestras publicaciones.

 

Por último y no menos importante, las publicaciones se deben perseguir una atención por parte de los receptores. Eso implica, ofrecer noticias o información adicional de nuestro sector o eventos importantes para que sigan nuestra suscripción con interés frente a la que pueda ofrecerle la competencia.



mayo 2018
L M X J V S D
« jul    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Cagegorias